Blog Masónico

Declaración de Principios GLEDE

La francmasonería es una institución universal ética, filosófica e iniciática, cuya estructura fundamental lo constituye un sistema educativo tradicional y simbólico. Se ingresa a ella mediante una ceremonia de iniciación. Se fundamenta en la fraternidad y constituye el centro de unión para los seres humanos de pensamiento libre, de todas las etnias, nacionalidades, ideología y credos.

Tiene por objeto el perfeccionamiento del ser humano para el mejoramiento de la humanidad, para lo cual, promueve entre sus miembros la búsqueda incesante de la verdad, el conocimiento de si mismos y del medio en que viven y se desarrollan. A través de sus miembros proyecta sobre la sociedad la acción bienhechora de los valores e ideales que sustenta.

No es una secta ni un partido. Es una orden que exalta la virtud de la tolerancia y rechaza todo dogmatismo y fanatismo. No admite en sus logias discusiones de política partidista ni de cultos religiosos.

Sustenta los postulados de libertad, igualdad y fraternidad, propugna la justicia social, el laicismo, el humanismo y combate la tiranía, la injusticia, los privilegios y la intolerancia.

Los francmasones se reconocen entre sí como hermanos donde quiera que se encuentren. Se deben ayuda y asistencia. Tienen además, la obligación de practicar la solidaridad.

En la búsqueda de la verdad y en el logro de la justicia, es deber de los francmasones mantenerse en un lugar de avanzada en el proceso histórico evolutivo, cultural e integrador del ser humano y de la sociedad, manteniéndose fiel a su tradición iniciática.

Los francmasones respetan la opinión ajena y defienden la libertad de expresión, la vigencia y aplicación de los derechos humanos, la preservación de la naturaleza y el ambiente. Anhelan unir al género humano en la práctica de una moral universal que promueva la paz, el entendimiento y la equidad.

Amán a su patria, respetan las leyes y la autoridad legítima del país en que viven y en el que se reúnen libremente. Luchan contra toda forma de discriminación por nacionalidad, ideología, religión, sexo y condición económica.

Los francmasones de acuerdo con los antiguos usos y costumbres de la institución se reconocen entre si por medio de signos, palabras y tocamientos que se comunican tradicionalmente en logia del secreto ceremonial.

Cada francmasón es libre de dar a conocer o silenciar su condición de tal, pero le está vedado revelar la de sus hermanos.

La Orden considera que el trabajo, en todas sus manifestaciones, es uno de los deberes y uno de los derechos esenciales del ser humano y el medio más eficaz para el desenvolvimiento de

su personalidad, contribuyendo con ello al progreso y desarrollo individual y social. Fomenta la ciudadanía como base de la convivencia social.

Considera al Gran Arquitecto del Universo como principio generador y como símbolo superior de su aspiración y construcción éticas. No prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa.

La Gran Logia Equinoccial del Ecuador se gobierna según los principios universales de la Orden, de acuerdo a su estatuto y reglamentación interna.

Las Logias y los francmasones se empeñan constantemente en el perfeccionamiento del hombre y de la sociedad, a través del amor, la solidaridad, la justicia y la paz.

0

Click en el enlace para atención personalizada

Chat por WhatsApp

Este sitio cuenta con una tienda DEMO solamente para probar la funcionalidad y factibilidad de implementarla cuando sea requerida. Descartar