Nuestra Esencia

A dónde vamos

Para responder a esta pregunta, debemos recorrer la historia de la masonería quiteña, de la que la Gran Logia Equinoccial del Ecuador es la digna representante y heredera de sus ideales.

​A fines del siglo 18 (años ochenta), en Santa Fe de Bogotá, Antonio Nariño y otros, establecen la Logia masónica denominada “El Arcano Sublime de la Filantropía”, en la que trabajaban algunos hombres de ciencia españoles y francmasones, tales como Juan José D´Elhúyar y José Celestino Mutis. Juan Pio Montufar, marques de Selva Alegre y Eugenio de Santa Cruz y Espejo viajaron a esa ciudad por diversos motivos, coincidiendo durante su permanencia allí, donde fueron iniciados en esa Logia.

​ A su regreso a Quito, en 1792 establecen la Logia “Escuela de la Concordia”, cuyos miembros luego fundaron una organización publica en la que pudieran participar personas no iniciadas en la Francmasonería, la que se denominó “Sociedad Patriótica de Amigos del Pais de Quito”, de la cual Espejo fue su secretario y el encargado de la publicación del primer periódico quiteño, denominado “Primicias de la Cultura de Quito”.

Por no contar con la aprobación real y por la prisión de Espejo y la persecución por parte de la Inquisición a alguno de sus miembros, esta organización dejo de existir y provocó la desaparición de esta primera Logia. Sin embargo, Juan Pio Montufar, en los últimos años del siglo, fundó la Logia Ley Natural, la que también tenía fines patrióticos. A esta Logia pertenecieron destacados personajes e intelectuales, entre ellos José Mejía Lequerica y el Barón de Carondelet Presidente de la Real Audiencia.

Son miembros de esta Logia los que promovieron y dieron el “Primer grito de Independencia” el 10 de agosto de1809 y son miembros de esta Logia los que fueron sacrificados en la matanza del 2 de agosto de 1810.

Años más tarde, durante el gobierno de Juan José Flores, la Logia “El Quiteño Libre”, que había sido fundada en la época de la Gran Colombia, a través de la publicación del periódico “El Quiteño Libre”, combatió los excesos de dicho mandatario. Como consecuencia de ello, el Coronel Francisco Hall, su principal dirigente fue asesinado y otros miembros desterrados, lo que originó la desaparición de la misma.

En el año de 1906, vuelve a levantar columnas la Logia “Ley Natural”. También funciona la Logia “Luz del Pichincha” a la cual pertenecen José Peralta, Luciano Coral, el General Flavio Alfaro, Manuel Serrano, entre otros notables personajes públicos de ese entonces. Algunos de sus miembros fueron masacrados durante los hechos violentos que culminaron con el magnicidio del Q∴R∴H∴ Eloy Alfaro.

En el año 1922, levanta columnas la Logia “24 de mayo”. Muchos de sus miembros tomaron parte del movimiento de transformación nacional conocido como la Revolución Juliana.

Posteriormente, varios de sus miembros ocuparon destacados lugares en la Historia Nacional: Dr. Pio Jaramillo Alvarado (indigenista y luego Rector de la Universidad Central), Dr. Andrés F. Córdova (Presidente encargado de la Republica), Dr. Gonzalo S. Córdova (Presidente de la República en ejercicio al producirse el movimiento), Manuel Benjamín Carrión (político, escritor, diplomático, fundador de la Casa de la Cultura Ecuatoriana) y otros destacados personajes de la época.

Finalmente, el 12 de julio de 1950, bajo los auspicios de la Gran Logia del Ecuador, levanta columnas la Logia Simón Bolívar No 12 en el Rito de York, dando inicio a un trabajo continuo y fructífero, el mismo que luego se reflejaría en la formación de nuevas Logias y en la creación de la Gran Logia Equinoccial del Ecuador.

La Gran Logia Equinoccial del Ecuador, cobra existencia propia mediante Decreto 61 del 29 de noviembre de 1979, emitido por la Gran Logia del Ecuador.

A dónde vamos

Al igual que durante estos cuarenta y cuatro años lo hemos hecho, seguiremos caminando cobijados por los Principios y Valores de nuestra Augusta Institución, tras hacer realidad la construcción del Nuevo Templo Social: una sociedad libre, igualitaria y fraterna; sin olvidar que cada uno de los miembros somos la piedra fundamental de esa construcción.

Cada uno de los Hermanos que han tenido en sus manos el Mallete Dorado, trazaron el camino a recorrer en busca de ese horizonte. Camino que periódicamente se ha renovado con la nueva visión de quien a su turno ha sido el conductor designado por todos los Hermanos, pero con un espíritu de continuidad en la consecución de los grandes ideales.

Cada uno de los Hermanos que han tenido en sus manos el Mallete Dorado, trazaron La búsqueda continua, el camino hay que caminarlo. El hacerlo da sentido a nuestras vidas.

La búsqueda continua, el camino hay que caminarlo. El hacerlo da sentido a nuestras vidas.

QUIÉNES SOMOs

Al igual que durante estos cuarenta y cuatro años lo hemos hecho, seguiremos caminando cobijados por los Principios y Valores de nuestra Augusta Institución, tras hacer realidad la construcción del Nuevo Templo Social: una sociedad libre, igualitaria y fraterna; sin olvidar que cada uno de los miembros somos la piedra fundamental de esa construcción.

Cada uno de los Hermanos que han tenido en sus manos el Mallete Dorado, trazaron el camino a recorrer en busca de ese horizonte. Camino que periódicamente se ha renovado con la nueva visión de quien a su turno ha sido el conductor designado por todos los Hermanos, pero con un espíritu de continuidad en la consecución de los grandes ideales.

Cada uno de los Hermanos que han tenido en sus manos el Mallete Dorado, trazaron La búsqueda continua, el camino hay que caminarlo. El hacerlo da sentido a nuestras vidas.

La búsqueda continua, el camino hay que caminarlo. El hacerlo da sentido a nuestras vidas.

Jorge Díaz

P∴G∴M∴

G∴L∴E∴D∴E∴

Facebook
Instagram
YouTube
X (Twitter)
Tiktok